Los almacenes autoportantes son la respuesta a la necesidad de construir un almacén sin tener que construir una nave, ya que el rack junto con otros aditamentos no solo soporta el peso propio de las mercancías a almacenar en sus niveles, sino también el techo y los cierres laterales (la laminación) que forman parte del propio almacén.
Al eliminar la necesidad de la estructura que habría de soportar el edificio, se consigue reducir la inversión en obra civil.
Este sistema se recomienda cuando se tiene la necesidad de construir una bodega en poco tiempo. Ideal para la cámara de refrigeración y congelación en la industria alimenticia. Puede ser diseñado en un selectivo, drive in, drive thru y dinámico o combinación de estos.
Optimiza el espacio para bodegas, disminuye costos de producción e inversión y es completamente desmontable y trasladable.

 

Ventajas
• Optimización de espacio para bodega.
• Disminuye costos de construcción e inversión.
• Completamente desmontable.
• Corto plazo de realización y de puesta en funcionamiento.
• Posibilidad de ampliación y reforma de la instalación sin grandes adaptaciones.
• Agradable aspecto de modernidad y simplicidad de formas.

Aplicaciones
• Para necesidad de rapidez en levantamiento de nave industrial.
• Bodegas con poco terreno para construcción.
• Bodegas que no cuentan con terreno propio para construcción.
• Cámaras de refrigeración y congelación en la industria alimenticia.

Numeración de imagen

1. Techo (lamina)

2. Polin monten

3. Trabes

4. Viga

5. Faldon (lamina)

6. Marco

7. Distanciador de amarre

8. Muro